Si siempre has prestado atención a los coches de ocasión en Massamagrell, este texto va a lograr acaparar tu interés.

Los especialistas en el ámbito de los coches de ocasión en Massamagrell saben que conducirlos en circunstancias climáticas adversas requiere un mayor esmero.

La lluvia es uno de estos contextos desfavorables y el aquaplaning se ha revelado como uno de sus principales riesgos. Es un fenómeno consistente en que el coche se eleva algunos mm sobre un charco por el que ha pasado.

Este problema conlleva que vaya a haber dificultades a la hora de manejar su dirección, suspensión y amortiguación.

Por eso, los coches de ocasión pueden llevar ruedas preparadas para la lluvia. Asimismo, su dibujo siempre va a tener una profundidad superior a 1,6 mm. Es lo que garantiza que el agua va a ser desalojada eficazmente al paso de tu coche.

Hay, por otro lado, recomendaciones que debes poner en práctica. Por ejemplo, la referente a no ir a más de 60 o 70 km/h. Modera la velocidad y ten presente que las balsas pueden permanecer en la vía hasta muchas horas después de la tormenta.

Por otra parte, es posible que no hayas podido evitar entrar en las charcas. Si te encuentras en esta situación, no se te ha de ocurrir ni frenar ni acelerar. Cualquier movimiento brusco se va a transmitir de forma incontrolada cuando salgas del agua.

En lugar de mover el volante, sujétalo con toda la fuerza que puedas y sigue orientándolo en la misma dirección en la que habías entrado al charco. De esta manera, va a ser más sencillo controlar el coche a la salida de la balsa.

En Bon Cars esperamos que estos consejos te vayan a servir para utilizar nuestros coches de ocasión sin tener que temer al aquaplaning.